20071122

Emma Villazón Richter

EMMA VILLAZÓN RICHTER



bio-biblio: Nace en Santa Cruz de la Sierra, 1983. Escritora. Lic, en Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales. Actualmente cursa la carrera de Filología Hispanoamericana en la UAGRM. Ganó el Premio Nacional “Noveles escritores” de la Cámara Departamental del Libro de Santa Cruz con el poemario Fábula de una caída.

poemas:




AQUÍ, ENTRE FRUTOS SALVAJES


Dime ciudad,qué somos entre tus efigies de héroes y tus árboles con serpientes.

Dime tú quién eres, más allá de tu historia de sangre y furiosos jinetes.

Dime, qué hay detrás de tu paisaje de reinados, crímenes y festines.

Dime, quién sabe qué animal fui antes de recorrer tus calles presurosa.

Oh, dime ciudad, que yo entre tus hijos te miro y te miro,

y quizás todo pasar por el mundo sea así:

atarse a la imagen de una plaza con los ojos,

reconocerse parte de un olor dulce con espinas,

ser un poco de río, pradera, niño, pez y violencia.

¡Oh, ciudad de asesinos, pintura de mis recuerdos,

fundida estoy a la raíz de tu aire desconocido!
Haciéndome cargo


En algún lugar, alguien viaja hacia ti,
viaja día y noche.
Anne Carson


Trato de hacer todo con cuidado.
Se me encarga que mantenga la casa en orden
y así lo hago, primero con desesperación, luego sin pensarlo
(sin preocuparme como cuando estoy frente a la luz);
entonces barro las hojas que cubren el patio,
estiro la ropa en sogas, cocino, quito el polvo,
atiendo a los capullos de las jardineras de ladrillos:
velo su crecimiento, su raro sueño de puños cerrados.
Asumo mi tarea con sudor y culpa,
pero cuando boto las conservas vencidas por el inodoro,
me quedo allí parada por varios minutos.
Es un alivio ver cómo el agua limpia absorbe y se lleva todo.
Descanso increíblemente viendo cómo es succionado
el mal olor de nuestras vidas, y emerge de eso que parecía vómito de niño,
una espuma similar a la del mar.
Es difícil estar pendiente de la suciedad, de los restos
que dejamos en los baños, en los platos, en los pasillos,
es como estar levantando lo que el tiempo nos hace a cada minuto
en nuestra intimidad y queda con telarañas en unos rincones.
Realmente es duro, pero cuando veo esa espuma que se ha llevado
lo malo, es para mí como una canción, una que me dará fuerzas
cuando venga la noche
y no tenga otra voz
sino esa con la que contesto el teléfono.


(De: Fábulas de una caída)

7 comentarios:

incomunidade dijo...

traducido al portugués aqui:
http://incomunidade.blogspot.com/2008/06/aqu-entre-frutos-salvajes-aqui-entre.html

Natalieta Aragonesa dijo...

estoy preparando un trabajo de Bolivia - o sea de la gente que sufre de Chagas en Bolivia, me gustaria anadir alli tu poema :)) me parece muy conmovedora enhorabuena saludos Natalia de Polonia

emma dijo...

Te agradezco Natalia! No sé qué relación puedes encontrar entre el chagas y el poema, pero si te sirve, úsalo.
Un abrazo!

Emma Villazón

adriana dijo...

Emma, no doy con tu poemario, pero los que voy leyendo a cada paso me gustan mucho. Ya nos encontraremos por ahí. Saludos.

©Torneo de Caballeros (Moderador) dijo...

Te invitamos a un curioso torneo

http://loscaballerosdeladamadecristal2.blogspot.com/

Contamos con tu presencia.

Saludos
Los Caballeros de la Dama de Cristal

PD: Si no pasas la edad, puedes invitar a otro a participar.

Karen Valladares dijo...

Emma dónde obtengo tu correo, abrazos poéticos desde Honduras te dejo mi blog
www.karenvalladares.blogspot.com

Karen Valladares dijo...

Emma dónde obtengo tu correo, abrazos poéticos desde Honduras te dejo mi blog
www.karenvalladares.blogspot.com